Mejorar la silueta gracias al deporte

Estar contentos con nuestro físico es imprescindible para sentirte bien. Puedes mejorar la silueta al combinar el deporte con una dieta. ¡Márcate unos objetivos!

A menudo sucede que un gran número de personas sienten la necesidad de perder peso para poder sentirse más atractivas. Pero ¿es realmente importante lo que marca la báscula? ¡Pues no! No tiene por qué ser así, ya que lo que de verdad importa es que estemos contentos con nuestro físico.

¿O será que por la calle no encontramos a gente cuyo peso es más elevado que el de otros, pero que en cambio tiene un cuerpo más atractivo? Pues claro y, de la misma forma, sucede lo contrario.

Estar delgado o mejorar la silueta

¿Es mejor estar delgado o tener una mejor silueta? Puede parecer lo mismo, pero no, ya que estar delgada no siempre es sinónimo de salud ni de belleza, aunque se empeñe la publicidad en vendernos la delgadez.

Claro que, si tenemos sobrepeso y queremos mejorar nuestra silueta ¡habrá que adelgazar! Y para ello será muy importante que se combine la dieta o cambio de hábitos alimentarios con la práctica regular de deporte. Como después de practicar deporte es normal tener un gran apetito y tener la necesidad de comer mucho, existen suplementos como la garcinia que nos pueden ayudar a inhibir el apetito, provocando una sensación de saciedad. Además, este suplemento también evita el almacenamiento de colesterol en la venas y de grasas que ya han sido acumuladas.


Descarga Gratis la Infografía  con las 4 Recetas de Primavera  para una alimentación saludable


Porque el deporte sí que es un milagro para sentirse mejor, desde el punto de vista de la salud y el punto de vista de aspecto físico. ¿Sabes los motivos? Para empezar ayuda a adelgazar, a recolocar la grasa de nuestro cuerpo y activa el metabolismo. Además divierte y ayuda a mejorar nuestro humor. ¡Y basta con practicarlo unos minutos al día! Así iremos eliminando las grasas que no deseamos y aumentaremos la masa muscular en esas zonas donde antiguamente había grasa, evitando que la piel de allí quede flácida.

Tampoco nos vamos a engañar. Nadie dice que sea fácil hacer deporte, requiere esfuerzo y compromiso, pero no tiene por qué ser una tortura. Es muy importante escoger un deporte que sea de nuestro agrado, ya que si no nos gusta es muy posible que abandonemos al cabo de poco tiempo.

También hay que planificar un horario que sepamos que podremos cumplir. En estos casos es muy útil tener un profesor o un acompañante, ya que de este modo nos sentiremos obligados a acudir. Y otra motivación para hacer deporte puede ser marcarnos unos objetivos, como por ejemplo, correr un kilómetro más o nadar una piscina más cada día...

Compártelo:

Artículos relacionados:

7 tips naturales para combatir la mala circulación en verano

Pon en práctica estos 7 tips y consejos para combatir la mala circulación en verano y la retención de líquidos que se [...]

Beneficios del Yoga y Mindfulness cuando estás a dieta

Descubre los beneficios del Yoga y Mindfulness cuando estás a dieta con una aproximación a la alimentación yóguica y [...]

5 trucos para que el invierno se convierta en tu estación favorita

Las posibilidades para disfrutar en esta época del año son infinitas. ¡Pon en práctica estos 5 trucos para que el [...]

Guía Autocuidado

 
 ¡y llévate la guía de salud GRATIS!
 
 

Facebook

Twitter

Suscríbete al boletín de noticias, ofertas y novedades de Naturlíder