28 jun.

Riesgos del deporte en verano: 7 tips que comprometen tu salud

Posted by Naturlíder

riesgos del deporte en verano.jpg

Conoce los principales riesgos del deporte en verano en 7 tips que comprometen tu salud y a los que debes prestar un especial cuidado en la temporada estival.

El deseo por superar los miedos siempre ocupa un lugar privilegiado en nuestro listado de propósitos. Y es que nos mostramos temerosos a salir de nuestra área de confort, incluido en lo relativo al deporte. Seguro que has escuchado en cientos de ocasiones a personas hablando acerca de los riesgos del deporte en verano, sobre todo en estos últimos años en los que las radiaciones ultravioletas parecen cada vez más peligrosas. Sin embargo durante la temporada estival puedes aprovecharte del conjunto de beneficios de hacer ejercicio al aire libre.

Reducir el estrés mejorando nuestra situación mental, liberar endorfinas para inducir a un estado de ánimo positivo, adquirir Vitamina D de manera natural a través de la exposición solar moderada, enriquecer los entrenamientos mediante una amplia variedad de ejercicios y conseguir energía y vitalidad son solo algunas de las ventajas destacadas de practicar alguna actividad física en la ciudad, naturaleza o junto al mar.

Ya tienes disponible para descargarte la Guía con 4 disciplinas para practicar con el buen tiempo y sus beneficios, aunque sí es cierto que deberás tomar ciertas precauciones para prevenir la aparición de melanomas, alergias solares y el envejecimiento de la piel. Los riesgos del deporte en verano provienen de la propia desinformación existente en la actualidad y de un exceso de confianza por parte nuestra, aunque a continuación sí te mostramos un listado con 7 tips que comprometen tu salud en esta época del año:

  • Horas centrales del día: evita la práctica deportiva entre las 12 y las 17 horas, el periodo en el que el sol brilla con más fuerza y las radiaciones UVA y UVB se tornan más peligrosas. Cada vez con más adeptos, el surf puede convertirse en una buena alternativa si te encuentras de vacaciones en la playa ya que podrás transmitir el calor hacia el agua. No te olvides de proteger tu piel con cremas fotoprotectoras para no comprometer tu salud en el futuro. En caso de que te encante el running o prefieras caminar por el paseo marítimo, hazlo a primera hora o al anochecer.

Descarga Gratis la Guía con  4 disciplinas deportivas  para practicar con el buen  tiempo y sus beneficios

  • Hidratación: ¿entrenas sin apenas tomar líquidos? Si es así correrás el riesgo de sufrir una deshidratación, con independencia del momento del día en el que estés haciendo el ejercicio. Lleva contigo agua o bebidas isotónicas para reponer líquidos de manera constante antes, durante y después de hacer deporte. El cuerpo, a través de la sudoración, pierde elevadas cantidades de agua cuya reposición debe ser inmediata.
  • Por fuera y por dentro: te encontrarás expuesto a los radicales libres y las radiaciones ultravioleta en caso de no tomar betacarotenos que cuentan con propiedades que ayudan a combatirlos. El aloe vera es otro de los productos imprescindibles cuando hagas ejercicio durante la temporada estival ya que regenera la piel en caso de rozaduras y la mantiene hidratada. Descubre los nutrientes para proteger la piel desde el interior en este artículo de nuestro blog.

Descarga gratis la Guía  con 12 alimentos para  proteger la piel del sol

  • Protección solar: evita los largos periodos de exposición solar porque pueden comprometer tu salud y dañar tu piel. Cuando hagas deporte no te olvides de utilizar crema hidratante con filtro solar en todas las zonas del cuerpo, sin olvidar áreas tan delicadas como la coronilla para evitar quemaduras e insolaciones. El protector solar resistente al sudor compleméntalo con el uso de una gorra y gafas de sol.
  • Fíjate en la ropa y el calzado: común a todas las épocas del año e imprescindible en la prevención de las lesiones, presta atención al calzado que emplees cuando realices una actividad física. En verano tendrás que apostar por prendas transpirables y ligeras como el algodón para que la temperatura corporal se reduzca ligeramente por el esfuerzo físico realizado evitando los problemas asociados a la falta de transpiración.
  • Ojo con las comidas copiosas: las altas temperaturas piden a nuestro cuerpo recetas con alimentos refrescantes y ligeros, muy diferentes a los del invierno. Previene las lipotimias esperando una hora tras el desayuno y tres después de comer para practicar deporte con normalidad. Una alimentación equilibrada supone una ayuda fundamental para que tu rendimiento no se vea afectado por los factores externos como el calor. No te olvides de los hidratos de carbono y los alimentos como la fruta y las verduras de temporada en tu dieta durante estas fechas. En el siguiente enlace conocerás las claves definitivas para la alimentación y dieta en verano.

Descarga Gratis el Recetario  con 5 desayunos saludables  para los 5 días laborales

  • Cuidado con la intensidad: ¡no sobrepases tus límites! Sufrir un golpe de calor o deshidratación es uno de los mayores riesgos del deporte en verano, aunque le puede pasar a cualquiera que no se muestre atento a las señales enviados por su propio cuerpo. Los calambres en las piernas, la aparición de náuseas y dolor de cabeza o la sensación de mareo te obligarán a reducir la intensidad del entrenamiento. En ese instante no te olvides de beber mucha agua mientras te recuperas para poder regresar a casa en un óptimo estado de salud.

Suscríbete para recibir todas las noticias

Facebook

¿No encuentras algo?

Guía Autocuidado

 
 Regístrate y recibirás asesoramiento profesional, así como promociones y ofertas exclusivas.
 
Plan Yo Me Quiero | Guía de salud de Naturlíder.
 
 ¡y llévate la guía de salud GRATIS!

Twitter