6 jul.

Síntomas y diferencias entre depresión, ansiedad y estrés

Posted by Celia Górriz

Depresion_estres_ansiedad.jpg

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el estrés, la depresión y la ansiedad suponen un 12% del total de las enfermedades y añade que entre el 35-50% de las personas que padecen alguno de estos trastornos no han sido diagnosticados ni tratados.

Además adelanta que en 10 años será la segunda causa de discapacidad en el mundo, siendo la primera las enfermedades cardiovasculares (año 2020).

Conocidas como las enfermedades del siglo XXI, pueden reducir la calidad de vida de quien las padece, y actualmente suponen el 80% de las consultas por enfermedades de salud mental en atención primaria.

Según refleja el Netherlands Mental Health Survey and Incidence Study (NEMESIS), el 92% de los encuestados experimentó cuadros de depresión en la misma proporción que de ansiedad.


Descarga Gratis el Recetario  con 5 desayunos saludables  para los 5 días laborales


Según los expertos, padecer estrés no es del todo malo, nos hace estar alerta ante un peligro y reaccionar, es nuestro instinto de supervivencia. Lo malo llega cuando ese estrés se mantiene durante largos periodos, es entonces cuando llegan las complicaciones y aparece la ansiedad, debido a una preocupación prolongada, más de 6 meses.

¿Qué síntomas tengo si tengo estrés?

El estrés puede aparecer antes distintas situaciones y con distintos síntomas, ante un pensamiento o situación en el que nos sentimos frustrados o furiosos, ansiosos, dando lugar a algunos síntomas como:

  • Dolor de cabeza o dolor abdominal.
  • Ritmo cardiaco acelerado no regular.
  • Respiración agitada y sudor excesivo ante la misma agitación e incluso mareos.
  • Incapacidad de conciliar el sueño o pesadillas.
  • Pueden aparecer fobias e incluso trastornos psicológicos.

El estrés, la ansiedad y la depresión condicionan nuestra visión frente a la vida, modifican nuestra alegría, confianza e ilusión, ya que atacan a la parte prefrontal del cerebro donde generamos los pensamientos más avanzados sobre la vida. Esta zona también está muy ligada con nuestro sistema límbico o “cerebro emocional”.

Podemos dividir la depresión en dos tipos:
  • Depresión Exógena: aquella que se da en casos habituales y generalmente traumáticos como la pérdida de un trabajo o un ser querido, lo cual nos hace tocar fondo viéndolo todo gris.
  • Depresión Endógena: hace que nos sintamos mal y tristes, pero no seamos capaces de explicar el motivo de porqué nos sentimos así.

¿Qué síntomas tengo si sufro depresión?

  • Apatía, falta de placer en general por las cosas cotidianas como estar con la familia, el sexo, la comida o realizar actividades que antes nos daban alegría y satisfacción.
  • Baja autoestima, pesimismo, desesperanza, sentimientos de culpabilidad o inutilidad.
  • Fluctuaciones con el peso, ya que según cada persona puede incrementar las ganas de comer o justo lo contrario.

Descarga Gratis el Ebook  con 3 recetas de temporada  con Arándanos
  • Falta de atención, concentración, parece que no se está en el sitio y si se está es con la mente como ausente.
  • Estamos más irascibles de lo normal, irritables, nerviosos e inquietos sin motivo, parece que todo nos molesta e incluso nos cuesta dormir pensando en cosas negativas como si fuese el fin de todo y no encontrásemos la salida o la solución.
  • En general la depresión nos hace sentirnos tristes y con ganas de llorar en cualquier momento y sin motivos aparentes.

¿Qué síntomas tengo si tengo ansiedad?

  • Es una respuesta a un estímulo o varios que pueden ocurrir dentro de nosotros o fuera, pueden ser sentimientos o acontecimientos, que perduran tras un periodo de superior a 6 meses.
  • Podemos tener sensación de falta de aire, hiperactividad, ver que las cosas se nos escapan de las manos y no somos capaces de controlarlas ni encontrar soluciones.
  • Temblores en las extremidades o rigidez muscular.
  • Debilidad, obsesión, nauseas, insomnio, falta de comunicación o problemas para hacerlo como antes con las personas.

Se estima que más del 20% de la población padece en ocasiones ansiedad sin ni siquiera saberlo o pensarlo. Por eso, lo primero que debemos hacer siempre es reconocer los síntomas y descubrir que nos sucede, reconocer la causa o causas que lo han provocado o nos han llevado a esa situación, y buscar una solución para frenar esos síntomas.

 

Suscríbete para recibir todas las noticias

Facebook

¿No encuentras algo?

Guía Autocuidado

 
 Regístrate y recibirás asesoramiento profesional, así como promociones y ofertas exclusivas.
 
 
 ¡y llévate la guía de salud GRATIS!

Twitter