Causas y síntomas de la cistitis

Descubre las causas y síntomas de la cistitis, infección de las vías urinarias que es provocada en el mayor número de ocasiones por la bacteria Escherichia Coli.

La cistitis es una inflamación de la vejiga. Esta enfermedad es común en las mujeres pero también puede sufrirla el hombre (frecuente sobre todo en hombres con problemas de próstata). Esta mayor incidencia en la mujer es debido a que la causa de la cistitis más común es una infección bacteriana (la bacteria Escherichia coli que normalmente vive en el intestino) a través de la uretra ya que las mujeres tienen la uretra mucho más corta que la de los hombres y es más fácil que la infección se interne dentro del organismo (por eso el acto sexual o el uso de un diafragma aumenta el riesgo de cistitis).

Otra de las causas de la cistitis suele ser la presión que sufre la vejiga durante el embarazo. El tratamiento para la cistitis es bastante eficaz y esta suele desaparecer a los pocos días de comenzar el tratamiento. En los casos en los que haya más resistencia o se repita con mucha frecuencia deberemos acudir al profesional para descartar otro tipo de problemas en riñones, la vejiga o los uréteres renales.

Casi un 50% de las mujeres padecen a lo largo de su vida una infección de vías urinarias, Cistitis, originada casi siempre por la bacteria E. coli, que habita en la parte más distal del intestino grueso y pueden pasar a infectar el sistema urinario pasando desde el ano hasta la uretra y pasando a la vejiga, lo que provoca la inflamación e infección.

Este tipo de infecciones son molestas, sobre todo por las molestias recidivas que suelen presentar, estas infecciones se podrían evitar con algunos suplementos que mejorarían la situación y las recaídas.

Los síntomas más comunes de la cistitis pasan por molestias, irritación, inmovilidad e incontinencia, lo que comporta que la mayoría de las mujeres opinasen que esta enfermedad interfiere a la hora de seguir con sus actividades diarias, ya sea en el ámbito familiar, laboral o social. Entre otros los síntomas de la cistitis son:

  • Sensación de ardor o quemazón cuando se expulsa la orina.
  • Molestias o dolor durante las relaciones sexuales.
  • Aparición de hematíes en sangre en casos avanzados.
  • Fiebre, en caso que la infección haya alcanzado los riñones.
  • Vómitos y nauseas.
  • Dolor en los costados y espalda.
  • Aumento de la frecuencia de las micciones.
  • Pérdida del apetito.

Las principales causas de la inflamación de las vías urinarias son: las infecciones por microorganismos, los malos hábitos en la higiene íntima, ciertas enfermedades (diabetes, cálculos, prostatitis), objetos contaminados, traumatismos, ingestión escasa de líquidos.

Es fundamental cuidar la higiene, sobre todo el evitar aproximar o contaminar la zona de la uretra, evitando que los microorganismos penetren en las vías urinarias o en la vagina. También se deben evitar contaminar objetos de uso íntimo, como es el caso de tampones, diafragmas, productos espermicidas, etc. Para favorecer el lavado de las vías urinarias y la eliminación de los microorganismos es importante incrementar el consumo de agua.


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://blog.naturlider.com. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: