¿Cómo mantener sano el sistema inmune para entrenar en otoño?

Descubre cómo la alimentación contribuye al fortalecimiento del sistema inmune para entrenar en otoño e invierno sin que se produzca una bajada de defensas.

¡Una excusa menos siempre que no sea considerado como sobreentrenamiento! Durante el otoño y el invierno es bastante habitual que muchas personas, una vez guardada la ropa de verano hasta la próxima temporada primaveral, abandonen por completo la práctica deportiva amparándose en una afirmación que se cae por su propio peso: el sistema inmune se debilita con los entrenamientos.

Uno de los mantras más extendidos de nuestra sociedad dice que una mentira repetida mil veces termina convirtiéndose en verdad. A continuación se va a explicar cómo mantener sano el sistema inmune para entrenar en otoño e invierno con tal de evitar confusiones innecesarias. De acuerdo que hacer ejercicio al aire libre puede no ser la mejor opción cuando las temperaturas se aproximen a los 0ºC, pero existen fórmulas intermedias como acudir al gimnasio o realizar tu propia rutina de ejercicios en casa antes de engañarte a ti mismo con el único fin de permanecer sentado durante horas en el sofá más cómodo mientras ves la televisión.



Las defensas en niveles elevados ayudan a protegernos de las enfermedades y de los agentes patógenos del exterior. Los episodios de estrés prolongados en el tiempo y la dificultad a la hora de conciliar el sueño son dos de los factores que debilitan nuestro sistema inmune, sin que el ejercicio físico moderado se encuentre entre ellos. El sobreentrenamiento sí ocasiona un bajón inmunológico tras sobrepasar los límites y someter al organismo a un estrés excesivo durante la práctica deportiva.

Cuando el ejercicio realizado se encuentra en consonancia con nuestro estado físico actual se transforma en una actividad que reduce el riesgo de sufrir infecciones en comparación con aquellas personas que llevan un estilo de vida sedentario. Para lograrlo de manera eficaz puedes prestar atención a estas 3 claves para entrenar tras las vacaciones de verano y a los 5 trucos con los que evitarás lesiones si estás comenzando tus entrenamientos tras un periodo de inactividad.

También existen diferentes potenciadores que ayudan a mantener sano el sistema inmune para entrenar en otoño e invierno de manera habitual. ¡Reforzarás y activarás los mecanismos que el organismo emplea como defensa a través de la alimentación y los nutrientes encontrados en ella!

  • Una dieta variada y equilibrada tiene una relación directa con el sistema inmune y el fortalecimiento de nuestras defensas. El alto contenido de vitaminas y antioxidantes en frutas y verduras hace imprescindible su inclusión en tu alimentación para luchar naturalmente contra las enfermedades propias del invierno. Frutos rojos, uvas, espinacas, brócoli y zanahoria son solo algunos ejemplos.
  • Las proteínas fortalecen el sistema inmune de los deportistas, sin importar su nivel, además de favorecer la recuperación muscular. El pollo y las carnes rojas son dos productos que no faltarán en tu menú diario si quieres entrenar con normalidad durante los próximos seis meses, sin que sufras una bajada de defensas que te lo impida.
  • Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas sobresalen por ser saludables para el organismo y se encuentran presentes en los pescados azules o en el aceite de oliva, entre otros productos.



Artículos relacionados:

Guía práctica para cuidar la piel en invierno

Descubre cómo cuidar la piel en invierno y los factores que afectan a la piel. ¡Sigue estos útiles consejos para lucir perfecta limitando los estragos del frío! Aunque cada vez…

30 enero / 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://blog.naturlider.com. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: