Renueva tu piel en otoño

En verano la piel suele lucir más saludable debido a los cuidados que le prestamos, al descanso, a los beneficios de la luz, siempre que, claro está, la hayamos foto-protegido… Ahora llega el otoño, la estación perfecta para renovarla.

Vuelta al trabajo y/o a los estudios después de las vacaciones, vuelta a la rutina, cambio de hora, menos descanso, falta la luz. ¡Lo nota tu cabeza, lo nota tu cuerpo y lo nota tu piel! ¿Notas en tu piel falta de brillo y luminosidad? ¡Es que es el momento idóneo para cuidarte!

Aquí te ofrecemos un decálogo de consejos para el cuidado facial y corporal durante este otoño.

  1. Rutina: lo más importante es adquirir una rutina para el cuidado de tu piel. Elige el momento del día en el que vas a dedicar un tiempo a cuidar y mimar tu piel. El mejor de todos es antes de acostarte, sobre todo para eliminar las impurezas en cara y cuerpo por contaminación, maquillaje, etc.
  2. Limpiar: para mantenerla libre de impurezas. Es bueno limpiarla dos veces al día, por la mañana y por la noche.
  3. Exfoliar. Al menos una vez a la semana es buena una exfoliación facial y corporal para eliminar las células muertas de la piel y mantener la piel sana y cuidada. Los mejores exfoliantes han de ser suaves para que no irriten la piel y la nutran, por ejemplo, los que están compuestos a base de aceite de oliva o vitamina E.
  4. Relajarse: tras la limpieza te puedes aplicar una mascarilla también una vez a la semana. Los beneficios de este cuidado son la hidratación, que cierra los poros, que quita los brillos y que te ayuda a relajarte al menos 15 minutos.
  5. Hidratar la piel: después del verano y con la llegada del frío la piel se reseca, incluso se descama, se ven más manchas y, en su caso, arrugas. ¡Toca recuperación SOS! Los productos con antioxidantes ayudan a recuperar la piel rápidamente y una crema con ácido hialurónico atenúa manchas y arrugas en la cara.
    Por su parte, permanecer mucho tiempo bajo el agua caliente, cosa que nos encanta en otoño, perjudica a nuestra piel, ya que pierde la capa protectora y hace que luzca deshidratada. No abuses del jabón, ya que también la reseca. Y aplícate crema hidratante cuando la piel todavía está húmeda.
  6. Hidratar tu cuerpo por dentro: para tener una piel con un aspecto saludable es muy importante estar suficientemente hidratados. Bebe, como mínimo, un litro de agua al día y toma muchas verduras y frutas frescas que te aporten hidratación… además de ayudarte a conservar la línea. También son muy recomendables y apetecibles en otoño las infusiones herbales, como el té verde, la manzanilla o el té blanco. La cafeína y el alcohol, por su parte, tienen un efecto deshidratante.
  7. Protección: estar a la sombra, las gafas de sol, las prendas de vestir y los sombreros han sido nuestros aliados durante el verano, según recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), que además hace hincapié en que es necesario aplicarse una crema con filtro solar. En otoño, no dejes de usar una crema hidratante con un factor de protección solar adecuado para cada tipo de piel, así como prendas de ropa adecuadas que protejan del frío y el viento, sobre todo en las partes del cuerpo que quedan al descubierto, como el rostro y las manos. Y ten especial cuidado esos días que aún brilla mucho el sol en otoño. El sol, el viento y el frío son factores que provocan una piel seca. 
  8. Cambiar de productos: el limpiador facial, el tónico, las cremas faciales y corporales han de ser más naturales en otoño porque ya no se suda tanto como en verano. Las aguas micelares pueden ser una buena opción o las cremas con cosméticos orgánicos, que contienen más de un 95% de ingredientes que provienen de cultivos ecológicos son ligeras y efectivas sobre la piel.

El otoño es ideal para usar sérums, aceites y cosméticos con probióticos que ayuden a recuperar la luminosidad de la piel. Es importante elegir productos especí­ficos para estar seguros de que cumplen con las necesidades de tu piel según su tipo: grasa, seca, normal, mixtas.

  • Mantener el bronceado: por si fuera poco, además de renovar la piel, estos consejos pueden ayudarnos a mantener durante más tiempo el bronceado conseguido durante el verano.
  • Acudir a un especialista: si nos encontramos con problemas de la piel. Los más frecuentes son: eczemas, psoriasis, acné, infecciones víricas o por hongos, cáncer de piel, urticaria, lunares…

Para concluir, recuerda que también existen complementos alimenticios, como Age Splendor facial.

¿Tienes algún truco o sugerencia? ¡Compártelos con nosotros en nuestras redes sociales!


Artículos relacionados:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://blog.naturlider.com. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: